23/7/09

Feliz aniversario, mi amor

Y llegaste tú**


Yo solía pensar que sabía quien eras tú. No sabía que dentro de ti yo iba encontrar la luz.
No sabia que existía un mundo así. No sabía que podía ser tan feliz.


Hace mucho tiempo, te dije que eras mi eclipse. Y descubrí que no era así. Tú eras el sol y el eclipse eran las otras huellas, que por un pequeñísimo momento, tapaban tu resplandor. Me sumiste en la más absoluta oscuridad, pero el amor me mantuvo cogida de la mano. No lo veía, pero lo sentía. Me dejé arrastrar por un camino difuminado en claroscuros. Hasta que un día, una luz –en forma de Te amo- iluminó todo mi alrededor. Pude ver la cantidad de recuerdos –maravillosos y preciados recuerdos- que habíamos ido tejiendo. Los acaricié con la yema de los dedos y me recreé en sus texturas. Un casi inaudible siseo de dolor se escapó de mi boca cuando me clavé una pequeña espina. Pero no me importaba. Aún así, seguí rozando con la punta del alma todos nuestros momentos.
¿Recuerdas aquella vez en la que te dije que no tenía sitio favorito en este inmenso mundo? Pues te mentí. Tengo un lugar en el que sólo deseo estar… vivir en él, sentir en él… vivirte en él, sentirte en él. Sí, mi amor, mi único sitio predilecto en este universo es Jaula. Tú me enseñaste que la felicidad puede capturarse con las manos y que puede perdurar tanto tiempo como duren nuestros besos –eterna, entonces. Contigo aprendí que el amor es algo más que mirar en la misma dirección, el amor es un beso, es un poema, es una mirada, un gesto, una caricia, una discusión, una cama, un libro, un anillo, una lágrima, un paseo… A tu lado aprendí que el amor es todo lo que tú y yo seamos –y construyamos.


Y la vida pasaba de largo vacía sin emoción. No había nada flotando en el aire, abrazándome el corazón. Y llegaste tú y el mundo me abrazó. Y llegaste tú y el mundo se paró.

Yo era una chica como otra cualquiera, pero tú me hiciste ser más de lo que soy. Me convertiste en mariposa a través de tus te amo, coloreaste mis alas con tus sonrisas y me enseñaste a volar gracias a un beso. ¿Recuerdas que siempre te digo que las mariposas pueden cambiar el rumbo del mundo con su batir de alas? Pues es cierto. ¿Te has fijado en la mirada Paula que tienes? Con mi batir de alas he logrado colarme en ti. Me he instalado en tu mirada, en tu boca, en tu nariz, en tus orejas, en tus manos, en tu cuerpo, en tu corazón. Y no pienso marcharme hasta que no rompas mis alas…


Y llegaste tú y me sorprendió el poder que había en este amor. Y llegaste tú una bendición. Aún recuerdo el momento en que todo cambió.

De pequeña, siempre me recreé en historias de amores de princesas, de damas e incluso de leones. Y hoy, esbozo una media sonrisa al mirar a esa niña que escribía cuentos con sus muñecas, quién me iba a decir a mí que el amor pudiera llegar a ser así.
Siéndote sincera, me es imposible saber en qué momento de nuestra historia fue en el que mi corazón sólo te vio a ti. Pero no me importa, ¿y sabes por qué? Porque nuestro amor no es un sentimiento fugaz y efímero nacido de una primera mirada, no, es un amor nacido de una amistad y un gran cariño, es una evolución, un crecimiento, una madurez –incluida la de ambos. Y ahora, también, cincelo otra media sonrisa imaginando cómo será en el futuro cuando yo recuerde este momento y vuelva a decir ‘quién me iba a decir a mí que…’
Me encanta saber que estarás en mi futuro.


Y llegaste tú y me sorprendió el poder que hay en este amor. Y llegaste tú, una bendición. Aún recuerdo cuando llegaste tú.

Siempre he sido de las que recuerdan los momentos con todo lujo de detalles. Colecciono esos recuerdos como un tesoro que escondo a los ojos de malas miradas. ¿A que no adivinas cuál es el que más traigo a mi memoria…? Bueno, cuáles… Uno de ellos es cuando tu voz me acaricia con un Te amo. Otro, cuando tu cuerpo hace temblar al mío, y juntos, danzan entre besos y música. ¿Y el otro…?
Y el tuyo, ¿cuál es?


Hoy que estoy en tus brazos recuerdo mi soledad. Y me río pensando en las veces que yo te dejé pasar. Y llegaste tú y el mundo me abrazó. Y llegaste tú y el mundo se paró.

Arropada por la tranquilidad que me regalas, me dejo guiar por ti a lugares insospechados por mi alma. A veces, el pasado empaña mis ojos, pero parpadeo y vuelvo a nuestro presente con futuro. Ojalá mis palabras pudieran expresar la cuarta parte de lo que yo siento, pero para ello tu espalda no sería suficiente, ni siquiera existiría tanto papel en el mundo, incluso, tendría que inventarme hasta palabras. Cuando me abro a ti y te dejo ver lo que siento, es como si estuviera haciéndote un escueto resumen de todo. Pero, ¿sabes qué? Tengo –tenemos- toda una vida para intentar leerte la versión larga.


Y llegaste tú y me sorprendió el poder que había en este amor. Y llegaste tú una bendición. Aún recuerdo el momento en que todo cambió.

Quiero que anochezcas entre mis brazos cada día. Abrir los ojos y verte soñando junto a mi almohada. Deseo que el alba nos encuentre besándonos entre las sábanas revueltas. Desayunar, con las prisas de la responsabilidad, con galletas en forma de mariposas y besos que saben a leche con nesquick. Una llamada, un correo, un mensaje, un pensamiento… Y que luego nos encontremos riendo y contándonos cómo ha sido nuestro día. Un paseo, un momento de tranquilidad, una cena y que la lascivia tome nuestros cuerpos. Quiero que pases esta vida –y la otras- a mi lado.


Y llegaste tú y me sorprendió el poder que hay en este amor. Y llegaste tú, una bendición. Aún recuerdo cuando llegaste tú.

Cuando nuestros rostros estén marcados por las arrugas, quiero que nos sentemos abrazados y revivamos toda nuestra historia, desde los momentos de instituto y universidad, pasando por cuando llegaron nuestros hijos, hasta acabar recordando a nuestros nietos. Quiero que veamos que hemos vivido esta vida como nunca nos lo esperamos. Deseo ver nuestras miradas satisfechas por todo lo que –juntos- hemos sembrado. Con bastones y medicamentos, quiero que nos demos cuenta de que todavía nos quedan muchas cosas por vivir.

4 comentarios:

Goodnight Moon. dijo...

Joder Paula, me has vuelto hacer llorar T__T es demasiado bonito, es demasiado real... Y eso me hace pensar en que los sentimientos así son complicados de encontrar. Muchas felicidades en serio, y ójala esteís toda la vida juntos, puesto que Tú y É, formaís la mitad del otro (L)!
Espero algún día encontrar algo así...


También espero que algún día me dediques palabras tan bonitas xD¡¡ Amote mucho (L)(L)(L)!


Pd: el final se veía venir desde un principio, xD!!! Irónica que eres :P!¡ (el de mi historia)

Goodnight Moon. dijo...

Valeee, no fuiste irónica pero un fallo lo tiene cualquiera :P. Y gracias por un día como el de ayer (L)(L) Siempre se agradece estar con las personas que a uno más le imoportan en la vida (L)(L)!!! AMOTE(L)

Dulce veneno dijo...

Que hermoso!!

Belladonna dijo...

hola guapa!!!!
Me paso x tu mundo para pedirte tu gran apoyo en la MINI CAMPAÑA ke realizo, pasate x mi blog y coge el lazo rosa!
Hazlo tuyo y has tuya esta accion!
Tomatelo a Pecho!

Estrellas de suerte!
Bella