27/3/11

Solo quería despedirme... Me voy de viaje y aún no tengo destino

Mañana me voy de viaje.

He decidido llevar poco equipaje. Llevar una maleta vacía da oportunidad a llenarla con cosas que jamás pudiste soñar. Para el trayecto, me he llevado un cd con tu risa y un libro con nuestra historia para las paradas en las gasolineras. Es entretenido leernos sabiendo el final del libro, como cuando en una película te dan ganas de gritarle a la protagonista que no abra la puerta, pues aquí igual, puede que un ''no, no digas eso'' o un ''no, será mejor que no lo hagas''. El miedo y las dudas las he dejado colgados en el armario, recién lavadas. Las lágrimas que una vez derramé por ti las embotellé y las guardé junto a las especias. Ahora tendrán sabor a canela. La febril pasión que siempre me recorría cuando tu cuerpo entraba en contacto con el mío la he dejado aparcada en el garaje. Las llaves están en el salón. He quemado el amor en el horno (no sin antes rociarlo con un poco de azúcar glas, ya estaba demasiado amargo). Una vez convertido en cenizas, he subido a la azotea y se lo he arrojado el mundo. Quizás se introduzca en algún corazón y así sea capaz de vivir un amor como tú y yo antaño. He dejado el mapa de mi cuerpo en tu mesilla, sé que nunca olvidarás su orografía, pero por si acaso... Convertí tus besos en un perfume con un aroma indescriptible y he perfumado mi cuello con él. Hoy me apetece oler a ti (¿nostalgia? Solo un poco, la necesaria para uno de esos domingos perezosos). ¡Ah! Las caricias, las palabras y las promesas te las he dejado en la estantería, por si quieres usarlas de nuevo con otro corazón... Siendo egoísta, he de confesarte que los te amo los llevo escondidos en el bolsillo, se me hace muy difícil desprenderme de ellos. Te he dejado un te quiero en la cama, no lo pierdas eh. Mi aroma sigue en la almohada por si a lo mejor tienes un ataque de nostalgia y necesitas tenerme cerca. Saca la basura por favor, que tiré todos los celos y las peleas. Te robo un ''ten un buen viaje'' de tus labios. No te preocupes. Lo tendré. El viaje será muy largo y cansado, pero habrá merecido la pena...



P.D. Te dejé un recuerdo en el portarretrato de la cómoda, espero que te guste.




Con recuerdos en tu memoria,

Paula.

2 comentarios:

Nelly dijo...

Una despedida preciosa, a la vez que muy triste.
Un Beso, espero que tengas un buen viaje y llenes esa maleta de muchas cosas :)

nube dijo...

Me ha emocionado mucho tu carta, es..bueno, no puedo decir más que es preciosa. Llena de sinceridad y amor del bueno, del que, a pesar de todo, perdura.

Un beso. :)