9/9/09

Los besos son los mejores cuentacuentos del mundo


Él, con ella apoyada en su palpitante corazón, la abraza intentando quitarle los restos de frío.
-¿Cómo sabes que ha acabado el amor? Le preguntó ella entrelazando sus dedos.
-Te lo dicen los besos –le explicó-. Los besos en realidad son palabras. Son el habla de los sentimientos que las propias letras del abecedario con incapaces de expresar. Tú, por ejemplo, puedes amar a alguien pero con un te amo a veces se queda corto, por eso existen los besos: son las palabras salidas directamente del corazón.
Uno de esos besos se posó en su cabeza.
-Entonces, ¿los besos nunca mienten?
-Nunca, nunca, nunca. No somos nosotros quienes escribimos lo que queremos que nuestros besos digan. Es nuestra Alma, y a ella no podemos controlarla.
La chica se viró, quedando pupila con pupila. Unió sus labios susurrando algo que sólo ellos podían escuchar.
-¿Qué te dice éste?
Él sonrió.
-Que me amas.
Ella se contagió de su sonrisa.
-¿Y éste?- volvió a preguntar tras besarlo de nuevo.
-Que quieres que te haga el amor de nuevo.
Ambos corazones sonrieron de manera pícara. El amor, con su traje de lascivia, se apoderó de ambos cuerpos, entregándoles la sagrada llave del paraíso. Se sumieron en un mundo lleno de palabras que sólo podían leerse con los labios, interpretarse con las manos y cantarse con gemidos.

2 comentarios:

Lilith Hyde dijo...

Precioso...

Ix dijo...

Hola *O*
Pasaba por aquí a dejar mi huella.
Sigue Asi… Besos