25/6/10

Camino por la vida con los ojos llenos de tempestades. Doblo la esquina. Me paro. El dolor me parte el pecho en dos. Me desgarro. Me contorsiono agarrándome el corazón que amenaza con salir en tu busca. Lo cojo con fuerza, casi asfixiándolo, y le grito que tú no volverás, que tu marcha no tiene retorno, que la palabra regreso se fugó del diccionario, que ahora yo soy sólo una. Él se revuelve, incrédulo, intentado escapar de esta prisión de desamor. Tu recuerdo me devora la cabeza impidiendo que el silencio me dé un respiro. En el filo de la tormenta, atisbo un susurro de tu voz ya lejana. Caigo deshecha al suelo. Entre vestigios de lo que una vez fuimos, de lo que una vez fui para ti y ahora ya no soy, imploro y ruego olvido.



(Texto viejito (de casi dos años), pero creo que no lo había publicado).

3 comentarios:

Liliana Lucki dijo...

Cada verso un desgarro.

Ese amor duele !!!!

Muy impactante.Saluda desde MDQ,Liliana

Selina dijo...

ME ENCANTA
Muy impactante, me recuerda (aunque no se parece) a unas historias con metaforas macabras entre el dolor fisico y el causado por el amor que colgue en mi blog hace tiempo

Tamara. Chrónica en los Campos Elíseos dijo...

me ENCANTA. Me trae muchos recuerdos...Gracias :D