1/6/10

Era su sinestesia favorita

Él era una de esas personas que con mirarte disipaba todos tus problemas y su sonrisa se convertía automáticamente en la tuya. En una ocasión, justo después de haber bailado entre las sábanas, él le dijo que su piel olía a música. Ella le preguntó que qué melodía emanaba de sus poros. Él rió con sus ojos. Dijo que era una canción nunca escuchada compuesta para una piel que no le correspondía y por eso, cada re lloraba y el la se escuchaba muy muy alto. Ella contestó que pese a que su piel tuviera dueño siempre tendría melodías para cantarle. Antes de que la vida y la realidad se les echara encima como hacía la noche en el cielo, él le rogó cántame otra vez y ella empezó a componer con sus caderas una sinfonía que llevaba su nombre.




(holahola, escapadita entre exámenes. Abrazos (: )

2 comentarios:

El aroma de tus versos dijo...

Meeeeeeeeee encantan tus escapadas entre examenes ;D la verdad es que muero/mato por leer cositas tuyas pronto, algo mas seguidito (LL)
ya verás que despues del 14 empiezas con todas las fuerzas necesarias como para ser lo que eres una crack, sigue así mi niña (K)

La chica del Maíz © dijo...

¡Qué bonito!